La Teologia es como Fuego

Valor de la Teología

La teologia es como fuego, produce luz y cuando es predicado, produce calor. Luz para alumbrar la verdad, calor para revivir el espiritu del hombre.

Se debe valorizar la ciencia de la teología y ver su producto en la sana doctrina, porque si no tenemos una creencia o teología bien definida, no habrá creyentes que tienen convicciones bien definidas los cuales siempre serán llevaos por cualquier enseñanza, por falta de carácter.

El conocimiento teológico no solamente es una parte o porción de la vida cristiana, sino que es la totalidad y la esencia de la vida del creyente. Si no tenemos una teología robusta, no hay doctrina sana, la cual produce una religiosidad vana, que al final produce una adoración idolatra. Creencias bien definidas forman convicciones claras y bien definidas. Una teología segura y bien definida crea una práctica solida y fiel. La teología no es un aditivo o un acompañante en la fe del cristiano, sino es la base todos los principios de cada porción de nuestra fe.

La teología robusta produce  un conocimiento doctrinal que es la fuente de desarrollo seguro del carácter del creyente. Esto quiere decir, así como un niño halla seguridad en sí mismo cuando conoce que su padre o madre los ama y tomara cuidado de ellos, así también el creyente tiene seguridad en tomar acción en toda buena obra que honrara a Dios.

Uno de los beneficios más importantes y diríamos, el más vital para la vida del creyente es, que una teología completa protege del error. Hay muchas creencias y religiones, hay muchas “fes” que profesan ser de Dios mas vemos que la llama que dará a conocer QUE es la doctrina sana, es una teología bien declarada. Si no tenemos una teología completa o por lo menos fundamental, fácilmente seremos llevados por cualquier doctrina de hombres y demonios que aparezca en nuestro camino. La teología nos da una mejor defensa contra los engaños de Satanás, pero al igual nos da un arma para el contraataque contra las enseñanzas falsas que corren por el mundo.  La teología nos protege de cometer errores en nuestra fe y en nuestra adoración. Si tenemos una teología robusta, tendremos doctrina sana. Y si tenemos la sana doctrina, tendremos una adoración que agrada a Dios.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s